22 de diciembre de 2010

16 de diciembre de 2010

Escapada a Granada

¿Qué tal una escapadita a Granada? Tres días serán perfectos para recorrer los mejores rincones de la ciudad, visitar la Alhambra (un punto y a parte) y tapear, tapear, tapear...
Lo primero, como siempre ¿dónde nos alojamos? Pues en la recientemente inaugurada Casa de la Trinidad. Un pequeño hotel  lleno de encanto y comodidad en la zona más céntrica de la ciudad. Desde algunas de sus habitaciones podrás ver la Catedral.

















Pero si preferís algo más selecto, no dudéis en hospedaros en el espectacular

¡Uf, qué agotamiento nos ha entrado nada más llegar! Habrá que reponer fuerzas practicando el deporte local por excelencia: el tapeo.
La calle Navas es la típica para ir de tapas, pero yo os recomiendo el  Real Asador de Castilla (Tapa de Oro por su rabo de toro). Está junto al Ayuntamiento, en el que, por cierto, ya se podía adivinar que la Navidad estaba al caer...
   
Nada mejor para bajar la comida que caminar por el encantador y melancólico Paseo de los Tristes.

















 El Mirador de San Nicolás con sus espectaculares vistas a la Alhambra
Y, justo a los pies del mirador,  mi recomendación para ir a comer y disfrutar con los cinco sentidos: El Huerto de Juan Ranas













 
Seguimos nuestra ruta por el barrio del Albaicín. Cármenes, limoneros, cuestas empedradas... ¡Precioso!
 
 Visita (obligada) a la Alhambra. Siempre evocadora, majestuosa y sorprendente ¿Quién fuera Washington Irving y pudiera dormir entre sus muros y narrar  las maravillosas historias que pudieron, o no, suceder?
 Me despido con unas fotos del otoño granadino y mi homenaje particular al maestro del famenco, hijo del Albaicín, Enrique Morente. Morente sueña la Alhambra (pincha aquí)



14 de diciembre de 2010

Y llegó la Navidad



Esta Navidad he vuelto a montar el árbol después de varios años de sequía abetística. Es que me da mucha pereza luego desmontarlo y claro, tampoco es cuestión de plantarte en mitad de agosto con el arbolito en medio del salón. Pero ahora que lo veo puesto, con sus adornos y lucecitas, me alegro mucho por el esfuerzo realizado. Me ayudó mi sobrina, aunque ella vaya difamándome por ahí, diciendo que sólo le dejé poner una bola. No es cierto, puso dos.




9 de noviembre de 2010

Bizcocho de zanahoria y nueces

Hoy, un post de cocina. Ya he comentado en más de una ocasión que la repostería no es precisamente mi especialidad culinaria. Basicamente sé hacer una base de bizcocho, al cual le van saliendo variantes según los diferentes ingredientes que voy añadiendo en cada ocasión. Por lo que ¡ya sé hacer muchos y variados bizcochos!
Hoy os presento "el de siempre" en su versión de Zanahoria y Nueces. Ríquísimo de verdad y además muy sano y dietético, puesto que lo vamos a hacer con ingredientes todos ellos naturales.


INGREDIENTES:
*Utilizaré como unidad de medida un vaso de los de agua (250 ml aprox.)
- 1 vaso y medio de harina integral
- 1 vaso de azúcar moreno
- 1 sobre de levadura en polvo
- 1 yogurt natural
- 1 vaso de aceite de oliva suave
- 350 gramos de zanahorias ralladas
- 150 gr. de nueces a trocitos
- 4 huevos
- La ralladura de un limón (sólo la corteza)
- 2 cucharaditas de canela en polvo

PREPARACIÓN:
- Mezclar los ingredientes secos (harina integral, azúcar moreno, levadura y canela)
- Añadir el aceite, los huevos batidos, el yogurt, las zanahorias ralladas, las nueces y la ralladura de limón.
- Remover hasta conseguir una masa homogénea.
- Engrasar un molde con mantequilla y verter la masa en él.
- Hornear (el horno previamente caliente) unos 40 minutos a 180º. Estará listo cuando pinches con un  cuchillo y salga limpio.

Dejar enfriar y desmoldar.

DECORACIÓN:
Aunque yo lo cubrí con azúcar glas, queda muy bién con crema de yogurt y queso (tipo mascarpone) o con un glaseado de naranja.

Espero que os animéis a hacerlo. Es muy fácil y ahora en otoño, puede quedar muy bien para merendar junto con, por ejemplo, un té aromatizado de canela.

25 de octubre de 2010

Un fin de semana "Erudito"

Un fin de semana diferente...
De la mano de la empresa de comunicación Erudita pudimos disfrutar de una excepcional jornada literario-gastronómica en el hotel  Asia Gardens Barceló (Benidorm).

Arrancó el evento con la ponencia de la escritora Espido Freire. De manera muy elocuente y amena, narró los muchos e inimaginables simbolismos que esconden los cuentos de hadas y princesas más conocidos de todos los tiempos. Sorprendida me quedé tras la disección que hizo de "La Cenicienta". Un dato revelador fue saber como, en la versión original, y no en la edulcorada de Disney, hay más de una mutilación para conseguir que el zapato pueda entrar en los pies de las hermanastras ¡Aaaay! Otro dato que me dejó boquiabierta fue el descubrir que el zapato de cristal, tal vez, no era realmente de ese material y sí, en cambio, de piel de nutria. Seguramente, la confusión se debió a  una mala traducción del francés. También nos presentó el cuento desde otras perspectivas, mostrando, por ejemplo, como  la madrastra no tenía porqué ser el personaje malvado que conocemos, sino más bien una hábil empresaria de su tiempo cuya finalidad básica era colocar a sus hijas y sacarles el máximo de rentabilidad (tal y como hizo) ¡Una Amancio Ortega de la época!
Al finalizar su brillante intervención, hubo un momento para el coloquio y el debate. Sobre todo, se dialogó acerca de si convendría o no hacer una labor de reciclado de los cuentos más tradicionales. Tema polémico que suscitó variadas opiniones.

A mediodía, llegó la parte gastronómica de la Jornada de la mano del sumiller Francisco Cano, del restaurante "El Xato" (La Nucía). Aprendimos, nos reímos y, sobre todo ¡disfrutamos mucho!


Ya, entrada la tarde, un poco más instruidos en materia enológica y, también, un poco más chispados, pudimos asistir a la conferencia de Javier Sierra, uno de los escritores españoles más exitosos en la actualidad. El autor descubrió algunos de los secretos y simbolismos que esconden muchas de las obras de arte más conocidas de todos los tiempos. En Las Meninas, por ejemplo, Velazquez plasmó, de forma simbólica y cuasi oculta, elementos procedentes de la astronomía y la astrología; dos materias de las que era un apasionado y gran entendido.

Al igual que le sucederá a mucha gente, La Última Cena  (Leonardo da Vinci) es la obra que más interés y curiosidad suscitó en mí.

¿Sabíais quién, realmente, queda representado como "el traidor" de Jesús? el apóstol Pedro (el primer Papa). Con este detalle, el pintor pretendía señalar al Papa Alejandro VI (Rodrigo Borgia), por tratarse éste del gran rival de Ludovico Sforza, para el cual trabajaba Leonardo.
Todos estos enigmas, y muchos más, los podéis descubrir en su libro, La Ruta Prohibida.

Hasta aquí, la crónica de un  fin de semana inolvidable.
Un saludo a todos los participantes, especialmente a Espido, Javier y Francisco que estuvieron soberbios, cercanos y encantadores.
Espero que Erudita tenga mucho éxito en su andadura y podamos disfrutar de muchas más jornadas "eruditas".


21 de octubre de 2010

¡Y yo con estos pelos!

Hay una ley no escrita, y por todos conocida, que dice: Renegarás de tu pelo sobre todas las cosas. Y así ha sido desde el principio de los tiempos. Ya, en el Antiguo Egipto, encontramos en Cleopatra un claro ejemplo de inconformismo capilar. Está bien documentado que de pequeñita era lo más parecido a Shirley Temple que se había visto a ambas orillas del Nilo. Pero, un día, hartita de tanta espuma y difusor, entró decidida en la peluquería ...

- Quiero un cambio radical.
- Alteza, y ¿cómo quiere que se lo dejemos?
- A lo Cleopatra.

Y de ese modo nació el famoso peinado que tantas y tantas otras han copiado posteriormente. Liz Taylor se lo hizo para rodar la peli y, más cerquita nuestra, Las Virtudes para contar sus chistes.
Cleopatra era una mujer fuerte y decidida, de ideas claras, pero no siempre sucede así; el resto, cuando entramos en una peluquería, deberíamos andarnos con mucho ojo. Barajo la hipótesis que en esos lugares no sólo te lavan el pelo, sino que, si pueden, el cerebro, también. Que tú llegas tan feliz con tu pedazo melena y ...

- No te asustes que no te estoy cortando; lo estoy ahuecando un poco para quitarle volumen.

Y tú te dices: ¡Ah! que el volumen es malo. Luego llega un día tu prima la de Cuenca que tiene el pelo como si se lo hubiera lamido una vaca y la peluquera lo ve claro...

- No te preocupes, te pongo un producto milagroso y ya verás que volumen tan impresionante.

Pero ¿en qué quedamos? El volumen ¿es bueno o malo? Y así, poco a poco, como le pasó a Cleopatra, la rebeldía empieza a apoderarse de ti. Un claro ejemplo de lo que cuento es mi amiga Paula. Ella, de pequeñita, era como Michael Jackson, pero antes de hacerse blanco, en cambio, ahora no sale de casa sin las planchas del pelo en el bolso y a la que se topa con un espejo y un enchufe ¡plancha que te plancha!

Pero, sin duda, lo peor de todo esto es cuando llegas a renunciar a tu propia esencia  en un  afán desmesurado de imitar lo que a todas luces es un imposible... Yo quería tener el pelo como Beyoncé, con ese efecto que parece que siempre está volando al viento, y para conseguirlo no hacía más que exponerme a fuertes corrientes de aire: a la que que veía un callejón con viento frontal ¡allá que me metía yo! Mira, mira... ¡unas pulmonías que he cogido! Un día descubrí que había truco: la tía va siempre con uno delante que le va enchufando un ventilador ¡Claro, así cualquiera! Yo, a mi buen amigo Jesús, que me quiere un montón, se lo pedí: Oye ¿a ti no te importaría ir siempre delante mía con un ventilador? ¡I´m a single lady, I´m a single lady, I´m a single lady ... Oh, oh, Ooooh, Oh, oh, Ooooh!



Otros casos célebres de inconformismo capilar
Esto lleva muuuucho trabajo

A la derecha: Jennifer López; a la izquierda: también...

Luego hay que llevar mucho cuidado, que empiezas con el pelo...

¡Viva el inconformismo!

Ella lo preferiría rizadito. Dios le da pan...

Y aquí un claro ejemplo de sacrilegio capilar
¿Cuándo has visto tú a una fallera con una trenza? Pues "Así sea en el Cielo como en la Tierra"